Cómo pintar una puerta de madera y obtener resultados profesionales

¿Hay algo mejor que llegar a nuestro hogar y poder ver como nuestras puertas de madera brillan? Realmente no tienes que realizar una gran inversión para hacer esto posible. Puede darles a tus puertas de madera un aspecto nuevo con unas simples manos de pintura.

En esta entrada vamos a repasar cómo pintar una puerta de madera de forma óptima, haciendo que tu hogar luzca perfecto y que tus invitados queden impresionados con el aspecto de tus puertas. ¡Sigue leyendo y no te lo pierdas!

Prepara tu puerta de madera antes aplicar la pintura

Afortunadamente, podemos encontrar productos que te ayudarán a pintar puertas de madera de forma óptima y sencilla. El Esmalte Sintético Strolux, de Guadiel, es un excelente ejemplo de un producto que ofrece la máxima calidad y resistencia. Puedes encontrarlo en nuestra tienda online a un precio irresistible.

Antes de comenzar la labor de pintar la puerta de madera, es muy importante revisar la misma para analizar su acabado y tomar las acciones necesarias. Por ejemplo, si nos encontramos con una puerta de madera antigua con la pintura en mal estado tendremos que eliminar esa pintura con un decapante.

Seguidamente, tendremos que decidir si pintaremos la puerta en su lugar o sin las bisagras. Dejar la puerta donde está parece más fácil, pero tendrás que proteger el suelo. Quitar la puerta de las bisagras puede parecer una molestia, pero una puerta sobre dos caballetes en un garaje es increíblemente fácil de pintar.

Una vez que hemos decidido si pintamos la puerta en su ubicación o en otro lugar, retiraremos los herrajes, como la perilla y las cerraduras de la puerta. Si las bisagras aún están allí, tendremos que aplicar cinta de carrocero alrededor de los bordes para que las bisagras no se pinten junto con la puerta.

Posteriormente, lijaremos cualquier acumulación de pintura que pueda haber en toda la pieza para después limpiar la puerta y rellenar las grietas o abolladuras con un relleno que se pueda lijar.

Por último, volveremos a lijar suavemente la puerta con papel de lija; esto hará que la superficie absorba mejor la primera capa de pintura que aplicaremos después.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir pintura y herramientas

Al elegir la pintura y las herramientas que utilizaremos, existen una serie de factores a considerar. ¿La puerta de madera está ubicada en el interior o de exterior de la vivienda? Esto determinará el tipo de pintura y el acabado que elegiremos.

El acabado de la pintura es importante. Un acabado semi-brillante o brillante será más fácil de limpiar. Los brillos más altos serán todavía más fáciles de limpiar, sin embargo, este tipo de acabado puede hacer más visibles las imperfecciones en el trabajo de pintura y en la propia puerta.

Elige una pintura apropiada para la situación. Para la mayoría de las puertas interiores, una pintura de plástica para interiores funcionará de forma óptima. Deberemos usar una imprimación si la pintura existente en la puerta tiene base de aceite o si estamos aplicando una pintura con un color significativamente diferente sobre el color existente (por ejemplo, blanco sobre negro o viceversa).

Cabe destacar, a su vez, que pintar las puertas de madera de blanco puede requerir capas adicionales de pintura.

Para elegir las herramientas a utilizar en tu puerta de madera, debemos considerar el tipo de puerta que tenemos. Por ejemplo, si tenemos una puerta plana, píntala de la misma manera que pintarías una pared: usando un rodillo de pintura y trazos largos, suaves y verticales para cubrir la puerta.

Sin embargo, la mayoría de las puertas interiores de madera tienen paneles, y esto puede hacer que sea un poco difícil cubrirlas correctamente. El mejor rodillo para pintar puertas interiores es probablemente uno corto que le permita entrar en todas las ranuras y molduras de los paneles.

Pintar una puerta de madera

Antes de hacer nada, colocaremos papel de protección de superficies en el suelo del área donde pintaremos. Si tienes una puerta plana, píntala de la misma forma que pintarías una pared. Usa un rodillo de pintura y trazos verticales largos y suaves para cubrir la puerta.

Sin embargo, la mayoría de las puertas interiores de madera tienen paneles, y esto puede hacer que sea un poco difícil cubrirlas correctamente.

Si se retiró la puerta de su ubicación, comienza por bordear la puerta con un pincel, tal como lo harías con una pared.

Seguidamente, pinta las partes empotradas de los paneles (si corresponde), moviéndose de afuera hasta la superficie plana de la puerta. Nuevamente, asegúrate de que los bordes están bien trabajados, especialmente si estás cambiando de brocha a rodillo. Con una puerta plana, no tendrás que preocuparte tanto por el goteo.

Finalmente, espera hasta que la pintura se haya secado por completo antes de voltear la puerta y pintar el otro lado.

Pintar una puerta en su lugar

Si estás pintando la puerta en su ubicación, debes comenzar cubriendo las bisagras y cualquier otro elemento que no quieras pintar accidentalmente.

Comienza por las áreas empotradas de los paneles con un pincel y trabaja combinando con una brocha para obtener una cobertura uniforme. Ve desplazándote hacia las la zona del panel, asegurándote de que todos los bordes están correctamente trabajados.

Luego, pasa a la superficie central y cúbrela con una brocha o un rodillo. Querrás mezclar cuidadosamente tanto las pinceladas como las marcas de rodillo para que los bordes no sean visibles.

Una vez que hayas terminado, trabaja al marco de la puerta exterior y rellénalo. Vigila las áreas donde hay más cantidad de pintura, donde esta última puede dejar marcas de goteo a medida que se seca. Además, observa los bordes de los paneles para asegurarte de que la pintura los cubra uniformemente.

Herramientas y utensilios necesarios

A continuación, proponemos una lista de herramientas y utensilios que harán que pintar una puerta de madera sea pan comido:

  • Cinta de pintores o de carrocero
  • Papel de lija
  • Masilla lijable
  • Papel de protección
  • Pintura
  • Rodillo
  • Pincel
  • Brocha

 

En La Casa del Pintor disponemos de todas las pinturas y accesorios que harán que pintar tus puertas de madera sea muy fácil y rápido, obteniendo resultados profesionales. Visítanos en cualquiera de nuestros puntos de venta en las provincias de Murcia, Alicante y Albacete.

Otras noticias

Cómo pintar metal: Resultados profesionales paso a paso

7 de noviembre de 2022

Pintar metal es diferente a pintar otras superficies, por lo que es un reto trabajar con este material. La pintura no se adhiere tan bien a una superficie de metal...

Cómo preparar una pared para pintar: La guía paso a paso

15 de octubre de 2022

Si queremos pintar una pared y obtener el mejor resultado final, debemos tener en cuenta una serie de aspectos previos. Una correcta preparación de la pared es tan importante como...

Elige los colores para pintar una cocina: las claves para el éxito

25 de septiembre de 2022

Una de las cosas que provocó el ya pasado confinamiento es que, al pasar tantos días encerrados en casa y contemplando paredes, techos y todos los rincones de nuestras casas,...