Como proteger una habitacion antes de pintar La Casa del Pintor

Cómo proteger una habitación antes de pintar

Cómo proteger una habitación antes de pintar  

Sí, lo sabemos. Puede que sea lo que más pereza dé cuando renovamos el color de una estancia en casa, pero es clave. Te enseñamos cómo proteger una habitación antes de pintar y qué material vas a necesitar. Así la tarea será más fácil y llevadera:

 Qué material necesito parar preparar una habitación antes de pintar

Aunque lo ideal es recibir un asesoramiento en nuestras tiendas, estos son los materiales que a priori necesitarías:

  • Cinta de carrocero y/o rollo auto-adhesivo para las zonas más pequeñas.
  • Rollos de papel protector o, mejor aún, papel con cinta adhesiva. Aquí es muy importante tener en cuenta la calidad para que no deje restos ni huella al retirarlo.
  • Cubretodo, un material de plástico resistente y flexible. Te servirá para proteger distintas superficies de la pintura. Además, será muy útil también para cualquier trabajo de bricolaje que realices más adelante porque sirve para evitar la suciedad, la humedad o el polvo.
  • Opcional: puerta aislante con cremallera, reutilizable y práctica.

Pasos a seguir para evitar salpicaduras y manchas de pintura:

Sigue estos 6 pasos antes de ponerte manos a la obra para pintar como un profesional:

Paso 1. Vacía la estancia

Si es posible despeja la estancia y déjala totalmente vacía. Esto implica sacar muebles y descolgar cuadros, entre otros. Créenos, merece la pena. Pero si no puedes, utiliza el llamado «cubretodo» para proteger cualquier «obstáculo» voluminoso que pueda quedar.

Paso 2. Protege la superficie donde pisas

El tradicional truco de tapar el suelo con periódicos o revistas viejas no es muy buena idea. De hecho, puede ser peligroso puesto que podrías tropezar, resbalar y caerte. Además, este material tampoco es impermeable y terminar pintando el suelo sin querer es una opción más que probable. Por eso cubrirlo con láminas de plástico autoadhesivas es la solución más práctica y segura. Otra posibilidad es usar rollos de papel protector y fijarlos con cinta de carrocero para que no se muevan.

Paso 3. Cubre las zonas más pequeñas de la estancia antes de pintar

Ahora debes proteger los rodapiés, las esquinas y los zócalos para evitar goteos y salpicaduras Tus aliados serán el rollo auto-adhesivo, la cinta adhesiva y el papel con cinta. Un truco: si limpias antes la zona vas a asegurarte de que la cinta no se despegue después. Dedícale unos minutos a esta tarea y sorpréndete con los resultados.

Paso 4. Cómo proteger ventanas y puertas de la pintura

Para las ventanas podemos rodear el contorno de los marcos con cinta de carrocero. Para las puertas también es una buena opción, pero si combinamos la cinta con una puerta aislante con cremallera en «U» estará más protegida. La buena notica es que es reutilizable para otros trabajos de reformas que realices y muy fácil de colocar.

Paso 5. ¿Qué hago con el aire acondicionado o calefacción antes de pintar?

Recuerda tapar estos aparatos con cubretodo y cinta. Si ya es tarde y te has descuidado, al menos los radiadores siempre podrás pintarlos con nuestros esmaltes específicos. Acude a nuestras tiendas para conocerlos.

Paso 6. Últimos detalles

Para finalizar, cubre los enchufes, las llaves de la luz y similares. Para ello, la cinta de carrocero es perfecta para cubrir bien los bordes y terminar tapando toda la superficie. Un truco: cuando debas quitarla será más sencillo hacerlo si la pintura está todavía ligeramente húmeda. Estira hacia arriba con confianza y, ¡listo!

Ahora que tienes claro cómo proteger una habitación antes de pintar acércate a nuestras tiendas para conseguir el material que necesitas. Además, aprenderás más trucos con nuestros compañeros de la  Región de MurciaOrihuela o Hellín.

 

 

Aprende a mantener la piscina limpia todo el año La Casa del Pintor

Aprende a mantener la piscina limpia todo el año

¿Te preocupa el mantenimiento de tu piscina en verano? En realidad debería hacerlo todo el año. Por eso te damos las claves para mantener tu piscina limpia y cristalina mes a mes:

Desinfección y limpieza de piscinas

En el tratamiento y mantenimiento de piscinas particulares, que básicamente incluye limpiar y desinfectar, podemos encontrarnos dos situaciones:

1.Cuidamos y protegemos la piscina todo el año

Esta sería la opción ideal. En este caso el mantenimiento será más fácil porque básicamente necesitarás:

  • Controlar el nivel de cloro del agua. Éste será quien destruya y evite la aparición de hongos, bacterias y otros organismos dañinos.
  • Verificar y corregir, si hace falta, el pH. Es decir, analizar la medida de acidez o alcalinidad del agua.

Estos valores hay que comprobarlos periódicamente, cada dos o tres días, o más a menudo si el uso de la piscina es continuado. Por un lado, el pH debería oscilar entre 7.2 y 7.6. Tenlo en cuenta porque tiende a aumentar en verano por la temperatura, los baños más frecuentes y los rayos ultravioleta. Por otra parte, los valores del cloro total (la suma del cloro libre y del cloro combinado) deberían estar alrededor de 1,5 ppm (partes por millón) y máximo en 2,6 mg/l.
La siguiente pregunta sería: ¿cómo mido el cloro y el pH de mi piscina? Para controlar estas medidas es imprescindible contar con kits compuestos por: analizadores y reactivos líquidos para cloro total y pH. Además, es obvio que productos químicos como el cloro para desinfectar, floculantes si el agua está sucia o turbia, reguladores del pH y algicidas, tanto si es pintada como de gresite la piscina, son clave. Para salir de dudas pásate por cualquiera de nuestras tiendas y te informaremos de todo lo necesario para mantener a raya cualquier «amenaza» veraniega en tu piscina. También te ayudaremos en casos particulares como:

  • Si existen alergias o intolerancias al cloro entre los bañistas. Te recomendaremos productos como el oxígeno activo igual de eficaces, pero sin riesgos.
  • Si tienes una piscina desmontable de niños. Te ofreceremos kits adaptados al tamaño y volumen

2. Si, por el contrario, has dejado abandonada la piscina…

Ahora toca ponerse manos a la obra. Para ello, tienes que vaciarla, prepararla y volver a llenarla de agua. Sigue estos 4 pasos y será muy sencillo:

  • Limpieza profunda. En principio deberás usar un producto limpiador desincrustante si se le ha ido formando una incrustación de color blanco en las paredes, esto es, cal. Para ello, ármate de gafas, cepillo, guantes y botas.
  • La pintura, tu gran aliada. Si quieres proteger tu piscina frente al desarrollo de algas y mohos aplica Aquadiel Pinturas, una pintura a base de emulsión acrílica para todo tipo de piscinas. Es muy fácil de usar, impermeable, se adhiere estupendamente y tiene gran eficacia para no dejar ni una pizca sin cubrir. En cambio, si tu piscina es de hormigón, mortero o cemento, Jade Piscinas, una pintura al clorocaucho, debería ser tu elección. También le planta cara a las humedades, los hongos y otros agentes químicos, además de resistir la alcalinidad y el agua. Se seca muy rápido y se adhiere sin problemas.
  •  Una vez limpia y pintada la piscina, ¡toca llenarla!
  • Al igual que en el caso anterior, una vez llena, controlaremos los niveles de pH y el cloro del agua con frecuencia.

Recuerda que elegir la primera hora de la mañana o la última de la tarde para aplicar estos consejos para mantener la piscina limpia es lo más sensato.

Otras tareas diarias para limpiar el agua de la piscina

Ya hemos aprendido lo básico en el mantenimiento y tratamiento del agua de piscinas privadas, pero hay otras tareas que debes realizar a diario:

  • Pasar el limpiafondos o barrefondos, ya sea manual o automático.
  • Usar cepillos para limpiar los suelos y paredes.
  • Utilizar recogehojas para la superficie.
  • Para facilitar esta rutina diaria de limpieza de tu piscina hazte con las herramientas y productos adecuados. Consíguelos acercándote a nuestras tiendas de la Región de Murcia, Orihuela o Hellín.

¿Qué ocurre si no realizo un mantenimiento adecuado de la piscina?

Las consecuencias son variadas y todas negativas: irritación en los ojos o en la piel, paredes resbaladizas, agua turbia, verde o con algas, menor desinfección con riesgo de contagios, etc.
¿Por qué no nos visitas y aprendes a mantener la piscina limpia todo el año? Nuestros compañeros te ayudarán a refrescarte este verano sin riesgos.